Guiso de conejo con senderuelas

Guiso de conejo con senderuelas

La receta de hoy es en un guiso clásico y casero, que hago siempre con cualquier carne, ya sea conejo, pollo, ternera, buey estofado o incluso cerdo. Cocinadas así, todas las carnes quedan muy tiernas y jugosas. Es una receta fácil, poco grasienta, saludable, muy completa y que no tiene secreto alguno. Solo hay que dejar tiempo para que vaya haciendo el chup – chup muy despacito. Como ya sabéis, todos los guisos mejoran al estar reposados, cosa que es muy práctica porqué lo podemos tener preparado el día antes. En esta época del año, y gracias a la lluvia de estas últimas semanas y los buenos ratos de sol, hay mucha abundancia de senderuelas. Es una gozada poderlas recoger en los campos, así que me he puesto manos a la obra y he conseguido un buen cesto de setas que he añadido al guiso. ¡No hay mal que por bien no venga! Si no queréis cocinarlas frescas, las senderuelas son ideales para secar y guardar durante todo el año. Así que, si sois tan afortunados de encontrar este tipo de setas en los senderos, ¡no dejéis ni rastro! Y, si no tenéis ocasión de ir a recogerlas, pensad que se encuentran fácilmente en el mercado y sus precios bajan ostensiblemente cuando hay en abundancia.  ¡Espero que os guste y lo añadáis a vuestros recetarios!

INGREDIENTES:

  • 1 conejo
  • 1 cebolla grande
  • 3 ramas de apio tierno
  • 1 blanco de puerro
  • 2 zanahorias
  • 3 tomates maduros
  • 400 gr. de patatas
  • 400 gr. (pre-cocidas) de senderuelas, hay que tener en cuenta que merman mucho al cocinarlas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 picada de 2 ajos y perejil
  • 1 vasito de Coñac o Armagnac
  • 1/2 l. de caldo o más si es necesario
  • sal, pimienta y orégano seco o en polvo

ELABORACIÓN:

En la cazuela que vayamos a hacer el guiso, poner 3 c/s de aceite de girasol y freír los trozos de conejo hasta que cojan color, retirarlos y reservar_ Lavar las setas, cambiando el agua dos o tres veces para despojar toda la tierra y las hierbas_ Escurrir y ponerlas en una sartén, con un poco de sal y pimienta, sin aceite, para que suelten el agua_ Dejarlas cocer pocos minutos, sin esperar a que evapore su agua (este caldo le dará más sabor al guiso)_ Añadirles un chorrito de aove y la picada de dos ajos con perejil_ Dejar cocer unos minutos, conservando su jugo (esta operación se puede hacer un día antes)_ Cortar la cebolla y el puerro a aros y ponerlo a pochar durante un rato, con el resto del aceite y el jugo que ha soltado el conejo_ Lavar bien el apio y, pacientemente, deshilacharlo para que quede tierno y sin hilos_ Pelar y cortar las zanahorias a rodajas e incorporar todo a la cacerola_ Poner el conejo salpimentado y pasado por orégano seco o en polvo_ Añadir el tomate a trozos previamente pelado, la hoja de laurel y las setas_ Verter el coñac, dejar evaporar a fuego intenso unos minutos_ Cubrir con caldo y dejar hacer chup-chup, tapado y a fuego mínimo de una hora y media a dos horas_ 1/2 hora antes de finalizar el guiso incorporar las patatas_ Añadir el caldo si es necesario_ Hay que tener en cuenta que este guiso debe nadar en su salsa.

Recordad de acompañarlo con pan y un buen vino tinto!

TRUCO

Si cocináis la setas tal y como os describo en la receta, las podéis conservar en la nevera durante varios días cerradas en un tupperware o un frasco de cristal.

Share this Story

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Emelin


Si bien es cierto que en casa me definen como “la sofisticación de los superfluo”, éste quiere ser un blog sin pretensión alguna. Soy Emelin, hostelera de formación, anfitriona por vocación, madre y abuela por devoción y sí, algo perfeccionista por defecto. En esta despensa almacenaré recetas muy propias, ideas para recibir invitados y experiencias culinarias varias que hoy quiero compartir. Se trata pues de una despensa sin llave, abierta a comentarios y sugerencias y en definitiva, de un blog que os recomiendo mantener en un lugar fresco y cercano a la cocina!

Categorías

Facebook

Instagram