Mesa imperial y otras decoraciones

Mesa imperial y otras decoraciones

Hoy tengo ganas de compartir con vosotros varios centros de mesa y diversas decoraciones que hice personalmente el pasado sábado con motivo del Tercer Encuentro Foodies en Andorra, un encuentro que tuvo lugar en el Hotel Roc Blanc durante todo el fin de semana. Fueron pocos días pero muy intensos, llenos de sorpresas y que culminaron con una copiosa y sofisticada cena gastronómica, de la que os hablaré la próxima semana.

A veces, no son necesarias muchas cosas para decorar mesas bonitas o crear ambientes cálidos. Con unas simples frutas, unas pocas flores y verduras variadas, podemos lograr rincones sobrios y elegantes.

En este caso, utilicé unas singulares alcachofas de color verde/violáceo para el centro de la mesa imperial, ya que el protagonista del plato principal del menú era precisamente esta verdura. Sobre una base de hojas de tabaco liofilizadas, dejé caer alcachofas, verduras miniatura y unas pequeñas flores de temporada, para darle color. Lo complementé con unos bols de cristal combinados con otros de porcelana blanca, donde introduje plantas de micro-germinados con pequeñas flores del jardín.

Recordad, no hay que olvidar nunca unas velas para crear una atmósfera más cálida.

Para decorar el resto de la sala usé los mismos materiales, es decir: mini calabacines, puerros, zanahorias, espárragos y champiñones. El toque de color lo puse con las fresas, los kiwis, las manzanas rojas y verdes, las mandarinas y los tomates. Y lo completé todo con más germinados y pequeñas flores silvestres, ramas de brezo y hojas verdes.

Como han resumido muy bien los mismos Instagramers, ¡no faltaba detalle!

Aquí os dejo un truco: hay que intentar armonizar siempre los colores. Aunque los contrastes son buenos, ¡no todo vale! Por ejemplo, en los bodegones hay diferentes verdes como el de los calabacines, la col, las alcachofas, los puerros o los espárragos; lo que contrasta con el hinojo, la berenjena y los tomates. En los centros de mesa son tonos más apagados y similares como con las alcachofas y los germinados. Aquí es donde las pequeñas flores silvestres hacen que los centros cobren vida.

Si os gusta, os aseguro que, aunque es un poco entretenido, es muy fácil de hacer. ¿Os atrevéis ?

 

 

Share this Story

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Emelin


Si bien es cierto que en casa me definen como “la sofisticación de los superfluo”, éste quiere ser un blog sin pretensión alguna. Soy Emelin, hostelera de formación, anfitriona por vocación, madre y abuela por devoción y sí, algo perfeccionista por defecto. En esta despensa almacenaré recetas muy propias, ideas para recibir invitados y experiencias culinarias varias que hoy quiero compartir. Se trata pues de una despensa sin llave, abierta a comentarios y sugerencias y en definitiva, de un blog que os recomiendo mantener en un lugar fresco y cercano a la cocina!

Categorías

Facebook

Instagram